martes, 13 de mayo de 2014

CREACIÒN DEL PRIMER CUARTEL DEL CUERPO DE BOMBEROS DE LEBU





El gran archivo de nuestra memoria histórica hoy nos permite recorrer uno de los hechos más relevantes y queridos de nuestra historia local, como fuera la fundación del primer cuartel de bomberos de nuestra ciudad, hace exactamente hace 136 años. La columna periodística de la época comentaba sobre un gran siniestro ocurrido en lebu en la madrugada del 19 diciembre de 1873, fecha en que un gran y voraz incendio consume totalmente varias construcciones de cierta importancia, ante el estupor de los habitantes de esta naciente ciudad, donde de inmediato nace entre los habitantes de una colectiva y honda preocupación frente a la inexistente presencia de un cuartel de bombas en el lugar. El periódico santiaguino “La República”, comentaba en su crónica del 27 de diciembre de 1873, la siguiente nota: “Un voraz incendio consumió en un par de horas cinco casas habitaciones, de regular importancia situadas en una de las calles mas retiradas de la población”, el periodo local “El Picaflor”, también daba cuenta de estos tristes sucesos y la noticia recorría por varios días entre las crónicas de los periódicos del país, que recogían los sobrecogedores testimonios de quienes presenciaron estos hechos frente a la impotencia de no poder hacer nada en aquellos momentos. 
Fueron muchos los vecinos que corrían con los baldes en busca de agua que solo se encontraba en un sector algo retirado del lugar de este gran siniestro, aquel 19 de diciembre pasada la medianoche. Las construcciones de ranchos de pajiza, eran frecuentes, y estas representaban grandes riesgos frente a este tipo de situaciones, por lo que ya en 1874, no se volvió a levantar ni una sola vivienda mas de este tipo y mediante un decreto la autoridad de la época, prohibe este tipo de construcción las que lentamente comenzaron a desaparecer. Debido a este lamentable suceso que preocupo seriamente a las autoridades y opinión publica de la época vemos como el gran espíritu solidario, que en todas las épocas ha caracterizado al pueblo de Lebu, es quien toma la iniciativa para enfrentar esta imperiosa necesidad de levantar el primer Cuartel de Bomberos, para la joven ciudad.
Por aquellos días había una significativa falta de recursos en la gobernación y por mucho tiempo no se pudo contar con este financiamiento económico para este efecto, inconveniente  que se sumaba al dificultoso traslado del agua, y el habitual viento reinante que se prolongaba en medio del riguroso clima, especialmente en los inviernos de Lebu, en donde fueron famosos los mas grandes temporales que recuerda la historia, razón por la cual se prolongaba en medio de la población el constante encendido de cocinas y estufas a leña que en cierta forma paleaban la humedad y el frío reinante, en los poblados con construcciones de madera, Lebu crecía notoriamente y aun no contaba con esta fundamental protección. En 1874 un grupo de visionarios vecinos se reune con el propósito de formar una comisión donde se irían sumando importantes nombres que pronto se incorporan a esta gran cruzada que daban los primeros pasos para levantar el anhelado primer cuartel de bomberos para Lebu, gestión que felizmente fue apoyada también por la prensa de la época, y a pesar de los innumerables inconvenientes para levantar el mencionado cuartel, los habitantes de Lebu no se desanimaron y muy por el contrario seguían luchando para conseguir la ansiada meta.
Justiniano Soto, había nacido hacia 1850 en esta Leufumapu, abuelo materno de mi padre, el historiador José Alejandro Pizarro Soto, contaba a este los heroicos momentos vividos por aquellos días, donde una vez mas quedo demostrado el gran sentimiento humanitario que existe en el pueblo de Lebu,frente a estos pasajes de nuestra historia que representaron grandes sacrificios de nuestros ancestros para lograr una ciudad cuyo valor mas grande es su gran espíritu fraterno, que es la característica mas notoria de la gente de esta tierra y del orgullo que representa para mi el saber que el bisabuelo Norberto Soto tuvo presencia también en esta notable gestión para fundar la primera Compañía de Bomberos de Lebu.
Y es así como el primer gran paso lo dan este grupo de vecinos de lebu que representan las diversas actividades que conforman el surgimiento del desarrollo en Lebu, a partir de su fundación, y al finalizar el año de 1874 se realiza la que fue una gran asamblea cuyo encuentro resulto fructífero en la toma de decisiones y acuerdos que da como resultado crear una compañía de ganchos, escalas y hachas, tras lo cual el Gobernador Hermogenes Perez de Arce, destina una comisión para reunir fondos con el propósito de comprar una bomba y su respectivo equipamiento y así formar esta primer compañía, comisión que estuvo integrada por los siguientes vecinos: Srs: Juan del Carmen Barraza,Francisco Javier Gajardo y Quintiliano Hermosilla. La segunda comisión estuvo formada por los Srs: Juan Denisse, Martin Duhart, y Salvador Dearnndrail y la tercera comisión que estuvo conformada por  los Srs: Emilio Rauch, (considerado el primer gran colono de esta ciudad, pionero de los primeros astilleros existentes en el puerto de Lebu), Adolfo Lorezen y Santiago Ebenzperger, y siguendo con la cuarta comisión esta estuvo formada por los Srs: Norbeto Soto, Francisco Villarroel, y José Miguel Lopez Lagos. Se logra reunir la cantidad de mil trecientos pesos la que no alcanzo a ser una suma importante, pero que sin embargo contó el aporte de los más humildes, que expresaron su entusiasmo y compromiso frente a esta hasta entonces inalcanzable meta.Ya en 1875, los principales vecinos de la ciudad se reunen tras ser convocados por  nuevamente por el Gobernador en la que fuera por aquel entonces la primera escuela de mujeres de Lebu, ubicada frente a la plaza, y en medio de grandes aplausos y vivas, entre un gran numero de vecinos se acordó fundar y mantener un cuartel de bomberos para Lebu, y en esta misma ocasión también se acordaba la elección de su primer directorio, quienes estarían facultados para dar inicio a la partida del mencionado cuartel. Directorio que quedaba constituido de la siguiente manera:
Presidente: Sr Emilio Rauch
Secretario: Juan Urrutia
Tesorero: Arsenio Gossens
Consejeros: Quintiliano Hermosilla, Alejandro Fernandez, Gregorio Urrutua y Juan Denisse
Indudablemente habría de llegar el esperado logro, tras el difícil periodo de los emprendedores de siempre que supieron hacer frente a los innumerables inconvenientes que retrasaban esta gran necesidad para Lebu. Ya en 1876 desde Santiago se enviaban los implementos con los cuales ya los primeros voluntarios de este primer cuartel de Bomberos de Lebu, efectuaban su gran primer ensayo. Se levantaba también una gran bodega para el resguardo de la implementación de materiales y equipamiento, en el sitio que generosamente había donado para esta causa don Maximiano Errazuriz.El historiador José Alejandro Pizarro señala que el primer uniforme usado en esta primer Compañía de Bomberos de Lebu, tuvo las sgtes características: Garibaldi azul con botamanga lacre y una estrella blanca al lado izquierdo del pecho, cinturón de cuero acharolado con hebilla de bronce, pantalón blanco, bota a la Napoleón, y casco negro. Y para este efecto se construyen pozos en las calles transversales de la ciudad, pudiendo llevar por sus cañerías de madera cuatro pulgadas cubicas de agua, y así poder alimentar dichos pozos. La primera Compañía del Cuerpo de Bomberos de Lebu esta cumpliendo 136 años de vida, al servicio de nuestra comunidad y debo reconocer que para mi es doblemente emotivo realizar este pequeño homenaje para esta invaluable y noble institución como es el Cuerpo de Bomberos de Chile que además de merecer nuestro mas profundo cariño, admiración, y respeto, nos mantiene frente a un compromiso de eterna gratitud hacia cada uno de los voluntarios que han pasado por esta antigua primera compañía, la que se ubica en el octavo lugar en la historia fundacional de nuestro país, y que es algo que verdaderamente nos enorgullece por cuanto la Primera Compañía de Bomberos de Lebu se funda mucho antes que la de las ciudades de Concepción, Chillan y Rancagua, ciudades que solo fundaron sus primeros cuarteles a partir del año 1880.               
                                                 


Publicado en Revista Cultural "El Bote", n 93, Noviembre, 2012, Lebu.

2 comentarios:

Raúl Monje dijo...

Este artículo carece de alguna veracidad, porque recuerdo haber visto de niño una pintura, un retrato que colgaba en las dependencias del cuartel. En aquel cuadro del Sr Rigoberto Monje decía que fue el fundador de ese cuerpo de bomberos y en este recopilatorio no se le menciona. ???

Raúl Monje dijo...

Este artículo carece de alguna veracidad, porque recuerdo haber visto de niño una pintura, un retrato que colgaba en las dependencias del cuartel. En aquel cuadro del Sr Rigoberto Monje decía que fue el fundador de ese cuerpo de bomberos y en este recopilatorio no se le menciona. ???

Publicar un comentario