viernes, 9 de marzo de 2018

BORIZ SCHULZ FAÙNDEZ, UN PEQUEÑO HOMENAJE









En mis últimos viajes a Lebu, junto a mi hijo el poeta Rodrigo Verdugo Pizarro, hemos afirmado lazos afectivos con la familia Faùndez. Primero con el patriarca Sergio Faùndez Rebolledo, nos une una gran amistad. Yo he destacado su figura en crónicas anteriores, y su gran aporte a través de la cofradía “Los pascueros de Lebu”. Sergio Faùndez, gran personaje, un hijo ilustre mas, para muchos. Por el mismo Sergio Faùndez nos enteramos de su parentesco con uno de los más grandes poetas de Lebu, Luis Antonio Faùndez, que junto a Gonzalo Rojas y Elvira Hernandez forman los tres pilares de la lírica lebulense. Ilustre y destacada familia, donde se suma también la gran pedagoga y gestora cultural cultura Viviana Faùndez Farran, hija de Sergio Faùndez. Viviana Faùndez toma un rol muy importante como difusora de actividades culturales en la biblioteca Escuela Básica los filtros “ Arnoldo Ebensperger Richter,", invitando a escritores chilenos a conversar con los estudiantes. De esta manera se contó con la presencia de Luis Antonio Faùndez, Patricio Figueroa Gonzalez, Rodrigo Verdugo Pizarro y Tulio Mendoza Bello. En el diario mural de la biblioteca, permanecen luego por un tiempo fotografías, y textos de los autores invitados, produciendo el vivo interés de los estudiantes por la poesía. Pero no es todo. El gran amor por la poesía y la idea de realizar un acto poético jamás realizado en la historia de Lebu, me llevo a mi y a Viviana a idear una idea innovadora en la vida cultural de Lebu, algo nunca antes realizado en toda la octava región, y es aquí donde aparece el actor principal de esta hazaña: Boris Schulz Faùndez, sobrino de Viviana, quien desde el primer momento apoyo la idea y dispuso de su avioneta para concretar este sueño. De este modo una mañana de abril de 2016, 13 estudiantes de la Escuela Básica los filtros “Arnoldo Ebensperger Richter”, junto a sus profesores y director volaron sobre Lebu, llenando la ciudad con impresos con textos de diversos poetas chilenos como: Vicente Huidobro, Gonzalo Rojas, Efrain Barquero, Luis Antonio Faùndez, Patricio Figueroa Gonzàlez, Juan Guzman Cruchaga, Rodrigo Verdugo Pizarro etc. Un sueño hecho realidad, algo nunca antes visto en Lebu, poemas cayendo sobre las calles, los cerros, poemas que quizás el viento empujo hacia el mar o que quizás quedaron encima de los roquerios. El acto poètico fue ampliamente comentado en radio, y salió destacado en la página de la Municipalidad de Lebu. Lebu tuvo esa mañana de abril, un despertar poetico. Muy complacido con esta actividad se mostró además Rodrigo Rojas, hijo del poeta Gonzalo Rojas Pizarro, quien desde Alemania felicito a Boris y a Viviana. El piloto Boris Schulz quedaba entonces en la historia de Lebu con letras de oro, por este acto nunca antes hecho. Pero el destino es indescifrable. La fatídica mañana del 8 de enero del 2017, nos enteramos que Boris a sus 28 años había hecho su último vuelo. Isla Mocha a Tirua. Un dolor indescriptible nos acompaño todo ese verano. Desde entonces no deje de pensar que entre Boris Schulz, y Antoine de Saint-Exupéry, aviador y escritor francés y autor de “El principito”, es decir entre estos dos mágicos seres hay algo, quizás una conjunción de los astros, quien sabe, ambos pilotos y ambos amantes de la literatura, ambos muy jóvenes emprendieron el vuelo eterno. En Boriz Schulz estaban los mismos valores que se infunden en la obra “El principito”, la solidaridad, la bondad, la entereza, la tenacidad, el compañerismo, el amor por el conocimiento. Gracias querido Boris por haberle regalado a los niños ese instante de tocar el cielo, gracias por haber hecho que la poesía haya caído desde las alturas, gracias por que cada habitante de Lebu esa mañana recibió un poema como regalo, gracias por haber sido el realizador de esa memorable hazaña poética, gracias por tu paso por esta tierra, Lebu te debe un gran homenaje, Los niños que volaron esa mañana de abril, te llevaran por siempre en sus almas, gracias a la Familia Faùndez, por todo este legado, que sin duda forma parte de la historia de Lebu. Para terminar esta crónica que es un homenaje a la familia Faùndez y a la figura y memoria de Boris Schulz Faùndez, este poema del poeta y aviador chileno Diego Barros Ortiz.

ROMANCE DEL CAPITÁN Y LAS ESTRELLAS

Anda a arrear, Capitán, las estrellas
que está amaneciendo.
Ya pasó la furia de los vientos
y hay que ir a rodear.
El rebaño tirita de frío
metido en la noche.
¡Partid, Capitán!
Trae el día los lobos del alba,
y están por llegar.
El rebaño de estrellas peligra,
botado al azar.
¿Qué será con las noches oscuras
si no lo defiendes,
audaz Capitán?
Una noche, pastor de los cielos,
no fuiste a volar.
Esa noche aullaron los vientos
su soledad.
Yo no sé con qué anclas fondearon
tu loca inquietud,
que esa vez se ha quedado la noche,
sin lumbre ni azul.

Anda a arrear, Capitán, las estrellas
que está amaneciendo.
¡Partid, Capitán!
Coge el blanco cayado de nubes
y la flauta de viento y cristal
y conduce al rebaño celeste
por las anchas praderas del mar












      




2 comentarios:

HANS SCHULZ PLANCIC dijo...

Gracias por este homenaje, sencillo y profundo al mismo tiempo...,a veces estos pequeños gestos nos traen a la memoria nuestra extraviada humanidad, tan necesaria y vital.Le abrazo a a distancia agradeciendo la emoción en sus palabras y agradezco a Dios por este hermoso hijo que me regaló.

pilar varela dijo...

Muy bello gesto ...noble azaña de el y humildad en homenajearlo...mi abuelita con mi tio partieron junto a boris ese dia

La vida es nada mas q eso...simple existencia ...que debemos atravesar para llegar a lo maravilloso que es salir de este cuerpo y trascender al infinito ..!!!! <3

Publicar un comentario